Enseñanza en grupos reducidos

Enseñanza en grupos reducidos

En un sistema educativo que ha sufrido un fuerte varapalo presupuestario en los últimos años, el número de alumnos por clase (o el de profesores por centro) se ha convertido en un problema. Parece obvio que cuanto menor número de alumnos hay en una clase, mejor será el resultado de la educación que se presta en la misma. Pero, ¿cuáles son sus beneficios?

– Nadie queda excluido: en una clase con 30 alumnos, es una tarea muy complicada (por no decir imposible) que el profesor atienda a cada uno como merece. En un ambiente escolar con grupos reducidos, ningún alumno queda excluido: no importa si tus capacidades están por encima de lo que se exige o por debajo. El profesor tiene tiempo y recursos para que no quedes fuera. Ayudar a aquellos que van por detrás a alcanzar el nivel deseado, y potenciar las habilidades de aquellos que tienen la capacidad de destacar.

– Curiosidad: la capacidad de un profesor de despertar la curiosidad de sus alumnos es fundamental. Cuando un alumno aprende más deprisa, es cuando aprende algo por sí mismo. El profesor pone a su alcance las herramientas, los métodos, le muestra el camino. Pero es el propio alumno el que descubre y aprende. En una clase saturada, el profesor tiene muy difícil despertar en los alumnos la curiosidad necesaria para que esto se produzca. En grupos reducidos, la atención personalizada le permite sembrar en el alumno la semilla de la curiosidad.

– Personalización: cada persona es única. Cada alumno tiene unas habilidades, unas capacidades, unas inquietudes únicas. Y el máximo aprovechamiento de las mismas requieren de una atención y dedicación personalizadas. Que se hacen imposibles en grandes grupos y que se explotan al máximo en grupos reducidos.

– Más allá de las notas: amén de lo obvio, una mejora en las notas y en el aprendizaje académico del alumno, existen otros muchos puntos a favor de los grupos reducidos. La comunicación fluye sin que la opinión o las inquietudes de los pequeños se diluyan entre las de otros 30 compañeros. Esto fomenta la capacidad de comunicación, el pensamiento crítico y las habilidades cognitivas del alumno. Se fomenta la capacidad del alumno para aplicar la teoría a la resolución práctica de problemas.

enseñanza grupos reducidos leganés

En Academia Lussac somos conscientes de todos estos beneficios. Es por ello que ofrecemos clases de apoyo con grupos de 3 y de 8 alumnos, así como clases exclusivas para 1 sólo alumno. Precios económicos para una enseñanza de calidad. Nos apasiona lo que hacemos, y esa es la principal razón de nuestro éxito. Conoce mejor nuestra oferta haciendo click aquí.