Aprender inglés con canciones: fácil y divertido

Aprender inglés con canciones: fácil y divertido

Desde nuestras Redes Sociales, compartimos semanalmente canciones con las que puedes practicar tu inglés. La música es una buena opción tanto para practicar como para mejorar, e incluso para iniciarte en el idioma inglés. Si estás trabajando duro, si pasas horas sentado haciendo ejercicios en tu cuaderno: tómate un respiro. Aprende disfrutando de la música que te gusta y avanzarás sin darte cuenta. En este artículo vamos a contarte por qué.

Normalmente las áreas en las que más cuesta adquirir un buen nivel son hablar y escuchar inglés. En España no tenemos costumbre de ver películas en su versión original, como ocurre en otros países. Esto hace que nos cueste mucho más entender cuando alguien nos habla en inglés o mantener una conversación fluida y que nos entiendan. Las expresiones coloquiales, los temidos Phrasal Verbs (de los que hablamos en nuestro artículo anterior) y las frases hechas se nos suelen atragantar a la hora de entendernos con alguien en otro idioma. La música en inglés nos ayuda a comprender el idioma en su uso más coloquial y habitual. Una vez hemos escuchado una canción leyendo la letra y la entendemos, podemos dar el siguiente paso: el karaoke. De esta manera dominaremos todo el vocabulario de una canción (unos 3 minutos de palabras y expresiones) de forma fácil y divertida.

La música nos da esta ventaja: conforme vamos aprendiendo canciones nuevas, aumentamos de forma impresionante nuestro vocabulario y afinamos mucho nuestro oído y pronunciación. Como hemos dicho, esto nos da la oportunidad de mantener conversaciones más fluidas, sin que tengamos que pedir a nuestro interlocutor que nos repita su frase, y sin que él nos pida a nosotros que repitamos lo que le acabamos de decir. Ni que decir tiene que al aprender nuevas palabras y expresiones con un ritmo pegadizo que se repite en nuestra cabeza, nuestro cerebro es capaz de retenerlo con un menor esfuerzo. Para que te decidas definitivamente, te ponemos un ejemplo de los pasos a seguir con una canción que nos encanta y en principio fácil de seguir (aunque podéis hacerlo directamente con vuestra favorita directamente):

1 – La canción con subtítulos tanto en español como en inglés. Escucha la canción varias veces, aprende lo que dice y su significado, no te costará demasiado.

2 – Escuchemos la música y leyendo la letra, tratamos de cantarla. Mantén el otro vídeo abierto, y siempre que dudes sobre la pronunciación de alguna palabra, vuelve al vídeo anterior para asegurarte que lo dices de forma correcta.

3 – ¿Ya dominas esta canción? ¡Pasemos a la siguiente! Seguro que no te has dado ni cuenta, seguro que has tardado menos que si hubieses tenido que aprender todo este vocabulario leyéndolo en tu libro. Sigue con esta forma divertida de aprender y mejorar con tus canciones favoritas en inglés. Si quieres más recomendaciones de canciones buenas para aprender inglés síguenos en nuestras redes sociales desde las que a diario compartimos canciones que seguro te encantarán.

aprender inglés con canciones